Ciclo “Encuentros y Desencuentros”

Ciclo “Encuentros y Desencuentros”

Tres historias que nos habla de la fragilidad de nuestras relaciones, de la necesidad del perdón y la mutua aceptación, de la necesidad de crear un entorno social donde se dé el respeto y se acoja lo diferente.

La película LOVING (2016) narra la historia real de una pareja interracial en la década de los 50 en EE.UU. Una pareja que ha de sobrevivir en medio de una sociedad que condena su amor. El y ella se quieren y en sus rostros se refleja todo el dolor, todo el miedo, el hastío, la esperanza y, sobre todo, todo el cariño. Un amor puesto a prueba que sobrevive a las peores inclemencias, que resiste al tiempo y la barbarie gracias a una sola determinación, la de permanecer siempre juntos.

En tiempos de cierta intolerancia, la sociedad no llega a comprender y oprime.

No hay ataques, agresiones ni amenazas, solo se percibe la opresión a través de las sensaciones y los estados emocionales. Lo difícil es apostar cuando todo es amenazante.

La película irlandesa CALVARY (2014) trata una pléyade de temas: la muerte, el suicidio, los abusos infantiles, la orfandad, el desarraigo, la tristeza, la fe, la familia, el pecado, la venganza. Pero en realidad es una película sobre la virtud y sobre nuestra capacidad y necesidad de perdón, de perdonar y perdonarse y así poder abrazar la vida en su multiplicidad imprevisible. No hay otro camino: el perdón.

En un mundo interesado es una sorpresa comprobar que hay personas que no piden nada a cambio por hacer el bien. Nos parecen extraterrestres o iluminados, cuando se trata sólo de un acto de justicia y compasión. Cargar con el dolor del mundo no está al alcance de cualquiera y nos produce incomodidad y desasosiego, porque refleja nuestra poquedad y realza nuestras limitaciones. Una película atípica y contracorriente que habla de la generosidad e integridad de un hombre tranquilo, casi sin atributos. Y no nos deja indiferentes. Un prodigio inesperado.

La película FENCES (2016) dirigida por Denzel Washington no cuenta la vida llena de dificultades de una familia afroamericana a mitad del pasado siglo en una ciudad norteña de Estados Unidos. Basada en una obra de teatro, nuestro protagonista quiere reconciliarse con su pasado, aceptar su presente – o no- y al mismo tiempo ha de experimentar el perdón de su esposa.… Y todo ello queriendo levantar una valla bien asentada alrededor de su casa donde proteger su vida, su familia, donde reafirmar los propios principios. La sociedad no cambia. Sólo la valla te separa del temor. Sólo así resistirá el amor aquí dentro. Un película en la que sobresalen sobremanera unas magníficas interpretaciones sobre un buen guión.

Un ciclo con tres películas para ser vistas en octubre, noviembre y diciembre.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone