Para el presente amén, para el futuro aleluya

Para el presente amén, para el futuro aleluya

Arrupe se adelantó a su tiempo y condujo a los jesuitas a renovar su misión en una sociedad cambiante, asumiendo nuevos retos

Conocer al Padre Arrupe es descubrir cómo Dios actúa en una persona concreta y la hace instrumento suyo.

Con su modo de ser y su forma de actuar Arrupe cautivó a muchos en Bilbao, Madrid, Bélgica, Estados Unidos, Japón, Roma, en sus innumerables visitas y encuentros personales.

Arrupe se adelantó a su tiempo y condujo a los jesuitas a renovar su misión en una sociedad cambiante, asumiendo nuevos retos. En ocasiones criticado y otras veces admirado, fue un hombre profético, que confiaba en el futuro y sobre todo en Dios. Alegre y lleno de bondad. Y su secreto fue Jesús mismo. Desde una profunda vida de oración, todo cobró sentido, hasta su larga enfermedad.

Pedro Miguel Lamet, jesuita, el gran biógrafo de Pedro Arrupe, nos ayuda a descubrir a su figura. El hombre. El profeta. El jesuita.

Escucha el audio de la conferencia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone