Problemas y soluciones. A vueltas con la pobreza energética

Problemas y soluciones. A vueltas con la pobreza energética

La definición de un problema delimita el marco para su solución. Ante una misma situación,la forma en la que se define un fenómeno abre ciertos cursos de acción y cierra otros. Por eso es importante la construcción de un problema; es el primer paso de su respuesta.

Y ahora, otra vuelta a la pobreza energética. Al menos cuatro fenómenos están afectando:

El precio de la energía

Por ejemplo la electricidad. Según datos de Eurostat, el precio de la electricidad para los consumidores en España es de los más caros dentro de Europa, en tercer lugar como muestra el gráfico, por encima de la media europea y de países con rentas mucho más alta como Luxemburgo o Alemania.

Datos de Eurostat
El aumento de la pobreza

La última Encuesta de Condiciones de vida 2016 del Instituto Nacional de Estadística, muestra un aumento del porcentaje de población por debajo del umbral de riesgo de pobreza (tasa de riesgo de pobreza). En el último año ha pasado a afectar al 22,3% de la población residente en España, frente al 22,1% registrado el año anterior. De esta forma que cada vez más hogares se han enfrentado a grandes dificultades para hacer frente a sus gastos, y entre ellos a los asociados a la factura energética.

El aumento de la dependencia energética

Parte de los cambios de la vida moderna implica una dependencia creciente a la energía. Para llevar a cabo acciones en nuestra vida cotidiana como cocinar o conservar nuestros alimentos en buen estado, para mantener nuestras casas a una vivienda adecuada para el confort, necesitamos energía. El creciente consumo de energía en las últimas décadas nos pone en la necesaria reflexión sobre nuestra sostenibilidad, pero este tema ya ha sido extensamente tratado en este blog.

Hay que añadir que el gasto en la energía es muy inelástico. En otros ítems del hogar se asume que si se consume la mitad, por ejemplo en comida o ropa, se gastará la mitad. Con la energía no es así. Se puede consumir la mitad, pero la factura estará lejos de reflejar la mitad de ese consumo, por el alto coste fijo de la energía.

Las condiciones de la vivienda en España

Una vivienda eficiente consume menos energía y ello contribuye a reducir el gasto energético. Pero el parque de viviendas en España es deficiente en éste sentido. El esfuerzo ha estado en construir nueva vivienda, no en mejorar las condiciones de las ya existentes. En los últimos años las inversiones en la eficiencia energética de la vivienda o los arreglos no han sido prioritarios. Muchas familias, que en los años de crisis disminuyeron la renta disponible, se han visto obligadas también a buscar viviendas más asequibles, en muchos casos, de peor calidad, y con una menor eficiencia energética. Las familias más pobres suelen habitar en viviendas más caras de mantener energéticamente.

Problemas y soluciones

Si se define la pobreza energética como la dificultad de algunos hogares para pagar facturas, lo que sale como solución es un bono social. Si la defino como un problema derivado de la combinación de ingresos bajos, precios de la energía en aumento y deficientes niveles de eficiencia energética en viviendas, las soluciones que se derivan son más complejas. Por ejemplo:

  • Garantizar rentas a los hogares más vulnerables, que tienen efectos mucho más allá del factor energético. Mejorar el sistema de rentas mínimas es una de los grandes retos pendientes en España.
  • Impulsar la rehabilitación energética de edificios, en especial en aquellos edificios que habitan hogares en vulnerabilidad social, y que no se pueden permitir inversiones iniciales altas como las que requieren este tipo de medidas.
  • Actuar en el ámbito de los cortes de suministro con cambios legislativos y el acceso a fondos de ayuda para ampliar las situaciones más vulnerables;
  • Sensibilizar y formar a la sociedad en temas de hábitos de consumo y eficiencia energética.
  • Fomentar una batería de medidas de choque ante la vulnerabilidad energética, como mejorar el diseño del bono social para adaptarlo a la realidad de las personas más vulnerables; generar acuerdos con las empresas privadas para mejorar el protocolo en los cortes de suministros, etc.

Y a problemas complejos, soluciones ídem 🙂

Gaby Jorquera – Activista contra la pobreza, es trabajadora social, con una amplia experiencia en intervención social en contexto de exclusión y pobreza en Chile y en España. Tiene un DEA en sociología, políticas públicas y exclusión. Desde 2009, es la coordinadora de la Red Madrileña de Lucha contra la pobreza.

Fuente: http://entreparentesis.org/problemas-soluciones-pobreza-energetica/

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone