Cine para crecer: “Hasta el último hombre”

Esta película de Mel Gibson narra la historia de Desmond Doss, un joven médico militar que participó en la sangrienta batalla de Okinawa, en el Pacífico durante la II Guerra Mundial. El protagonista se convirtió en el primer objetor de conciencia en la historia estadounidense y recibió la Medalla de Honor del Congreso. Doss quería servir a su país, pero desde pequeño se había hecho una promesa a sí mismo: no coger jamás ningún arma.

Mel Gibson narra este relato épico y bélico de un modo espectacular, con unas escenas de batalla brutales, dolorosas, espantosas, con una descriptiva cirugía de lo bélico a la altura de la célebre secuencia inicial del Soldado Ryan, y estructura su historia en tres partes, las circunstancias biográficas de Doss, su difícil y traumático adiestramiento militar y la epopeya bélica.

Nos acercamos a su personaje, Desmond Doss, quizás cinematográficamente sublimado en la pantalla, porque no duda, cree y actúa con una coherencia ética que desarma a amigos y enemigos, pero que nos invita a analizar nuestros actos y a ser coherentes con lo que creemos y somos.

X