Mirar y atender a la familia es cuidar el núcleo de la sociedad, porque cada uno de nosotros nace y crece y descubre la vida en el seno de una familia.

 

Por ello queremos reconocer a la familia en toda su diversidad en el contexto social en el que nos movemos.

La Compañía de Jesús aspira a llevar a cabo una pastoral familiar que responda a los retos concretos que hoy día plantea la familia.

En el Centro Arrupe promovemos actividades para la formación y el acompañamiento de la pareja y la familia en las diferentes etapas de la vida, sin olvidar la importancia de la transmisión de la fe.

Queremos dar respuesta al desafío de la familia en el ámbito del pensamiento y la comunicación, buscando recrear los valores familiares en nuestros días a la luz del evangelio y de la espiritualidad ignaciana.

Entrevista sobre el Reloj de la familia en el programa Testigos hoy, de Canal Sur.

EL RELOJ DE LA FAMILIA

Dentro del proyecto CREAR+FAMILIA, el Reloj de la Familia es un instrumento creado, desde nuestra espiritualidad ignaciana y laical, para aportar medios y modos que contribuyan a ayudar a la vida familiar, al crecimiento de la pareja, a la educación de los hijos…

El “Reloj de la Familia” ha sido fruto del trabajo y reflexión de un Equipo Apostólico de CVX-España: partimos de una intuición, una llamada, una inquietud por la familia, fuimos contrastando con la vida y analizando la realidad, recogiendo la experiencia práctica de muchas personas durante varios años, evaluamos y tomamos una decisión: compartir el tesoro encontrado, ofreciéndolo a la iglesia y la sociedad.

Finalmente toda la experiencia ha sido recogida en el libro “El Reloj de la Familia”, publicada por Fernando Vidal, sociólogo y director del Instituto universitario de la Familia, de la Universidad Comillas en Madrid.

El Reloj de la Familia ofrece a las parejas una oportunidad para el crecimiento del proyecto de vida compartida. El método es eficaz con parejas o grupos familiares en toda situación. Es útil en cualquier punto del ciclo vital de la familia –novios, etapa de crianza, mediana edad y la «crisis de los cuarenta», hogares en el «nido vacío», cuando se atiende a abuelos mayores- e incluso a parejas que se han separado –adapta su proyecto común-.

Es también una herramienta que puede ser explícitamente religiosa con un enfoque y diseño creyente o, al ser un proyecto abierto y en expansión, adaptarse a grupos en que haya diversidad de creencias.

El Reloj de la Familia invita a vivir ocho sesiones dedicadas a mirar desde “el corazón” un aspecto concreto: se crea la disponibilidad y entrega, a la revisión y a cambiar, si es preciso, algunos aspectos del proyecto de pareja; se experimenta la gratitud por la historia común; se explicita el proyecto de familia compartido hasta ese momento; se examina cómo se desarrolla libremente cada miembro; se capacita para la toma de decisiones en común ; se aprende de los fracasos y las crisis; se capacita para el perdón y la reconciliación; finalmente se reformula el proyecto a la luz de todo lo aprendido.

El curso se desarrolla en siete talleres más una sesión introductoria. Cada taller requiere unas tres horas y tiene su dinámica propia, participativa y reflexiva: presentación, orientación (audiovisual y texto), trabajo personal, trabajo en pareja, puesta en común. También se considera necesario un cierto grado de trabajo con la pareja en casa, para profundizar de forma personal los aspectos que se revisan en el taller.

La gratitud lo inicia todo: 16 de noviembre .

Proyecto de Familia: 14 de diciembre.

Libertades: 25 enero 

Decisiones: 22 de febrero

La sabiduría del Fracaso: 14 de marzo.

Reconciliación: 23 abril.

Reformulación del proyecto de vida: 23 de mayo.

Precio de la matricula 50€

 

X