Realidad y oportunidad de los abusos sexuales en la Iglesia

Ante los casos de abusos sexuales la Iglesia se siente obligada y desea cuidar y acompañar a las víctimas de este terrible drama, aunque a veces -quizás en otro tiempo- los responsables de la Iglesia no han sabido hacerlo o sencillamente no han sido sensibles porque la cultura del momento no ayudaba a mirar el sufrimiento infringido.

Hoy día la Iglesia, impulsada por la apuesta del papa Benedicto a principios de siglo y del papa Francisco en estos últimos tiempos, afronta con valentía esta verdad y desea vivamente ponerse al lado de las víctimas, sin olvidar que no todos los casos son iguales y los abusadores son a menudo personas con serios problemas de maduración afectiva.

No nos quedemos con que estamos ante una campaña contra la Iglesia orquestada por algunos medios de comunicación. Mejor tomarlo como una oportunidad para crecer en honestidad personal e institucional para que cada vez menos se produzcan estos hechos tan dolorosos para niños y jóvenes y sus familias.

X