Un día de fiesta

El sábado 23 de marzo la Comunidad CVX celebró en Sevilla su Día Mundial, siempre en torno a la fiesta de la Encarnación que se celebra el 25 de marzo. Se trata de un día para crecer en la conciencia de pertenecer a una Comunidad mundial, para fortalecer la propia vocación, para agradecer el regalo de la espiritualidad ignaciana.

Una jornada de convivencia donde se dieron cita las comunidades CVX de Sevilla, Jerez y Córdoba. En la eucaristía pudimos escuchar nuevamente el pasaje de la Anunciación, expresión de la disponibilidad para responder a las llamadas de Dios en nuestro mundo. El encuentro terminó con una comida en el mismo Centro Arrupe.

X