Una necesaria y oportuna reflexión sobre la experiencia religiosa

Una necesaria y oportuna reflexión sobre la experiencia religiosa

Muchos reconocen y valoran los beneficios que la espiritualidad oriental ha traído para nuestra relación cotidiana con Dios, en el contexto de la cultura occidental. Proliferan grupos y se elaboran reflexiones que nos muestran un camino de crecimiento espiritual que potencia la interioridad pero puede diluir el encuentro con un Otro más grande que yo. Es lo que ha venido a llamarse la experiencia espiritual de la no dualidad.

La conferencia de final de curso el pasado día 7 nos invita a reflexionar con profundidad en lo que es una auténtica y sana experiencia religiosa en la que no se da la disolución de Dios, porque lo cristiano es el encuentro real entre Dios y la persona que yo soy.

Carlos Domínguez Morano sj, profesor emérito de Psicología de la Religión en la Facultad de Teología de Granada, recoge en su conferencia la experiencia de místicos como Santa Teresa o San Ignacio y señala los peligros que el mismo papa Francisco recoge en su última exhortación Gaudete et exsultate.